Depender totalmente del celular puede llevar a padecer Nomofobia

Es indiscutible que las nuevas tecnologías nos han facilitado la vida. Sin embargo, un uso inadecuado de las mismas puede convertir lo que antes era una ventaja en todo un problema.

Aunque son pocas las personas que sufren una verdadera adicción a los móviles, sí es cierto que tenemos determinados hábitos poco saludables que nos pueden llevar, en un futuro, a sufrir nomofobia.

En ocasiones, el móvil se convierte en un compañero que evita que nos sintamos solos en una situación en la que lo estamos. Como cuando vamos en el autobús o tenemos que esperar en un sitio por alguien.

Sin embargo, esto puede empeorar y hacer que nos refugiemos en el móvil para aliviar un malestar emocional, para consultar mensajes o correos aun cuando no nos ha llegado nada o para ser incapaz de no responder a un mensaje cuando llega

Cómo saber si estoy cerca de padecer Nomofobia?

– Realizo consultas repetitivas e impulsivas de manera inconsciente para comprobar si ha llegado un mensaje o un correo electrónico.

– Si el móvil se apaga porque se queda sin batería o si no hay conexión a internet, me supone un drama porque me siento automáticamente aislado.

– Soy el primero en publicar lo que pienso, lo que hago y lo que me pasa.

           – A veces creo escuchar el sonido de llegada de un mensaje cuando en realidad no me ha llegado nada.
           – Cuando estoy con amigos siempre tengo el móvil en la mano. A veces, no soy capaz de seguir la conversación, ya que estoy hablando con alguien por este medio. (Mejor con Salud)
Compartir