El serio problema de la basura electrónica

Se estima que en la Argentina se desecha un promedio de tres kilos de basura electrónica por habitante por año, y se cree que esa cifra podría ser más alta en los próximos años en la medida en que se acorte aún más la vida útil de nuevos dispositivos de consumo masivo

Acumulados en los hogares y oficinas, los residuos electrónicos se han vuelto en serio problema a resolver en todo el planeta y especialmente en las grandes áreas urbanas donde no existen programas de recolección que permitan separar los residuos convencionales de los equipos electrónicos que se tiran y que, por sus componentes, representan una amenaza al medio ambiente.

El caso de los teléfonos celulares, por ejemplo, se presenta como un enorme desafío a resolver ya que cada vez que aparecen en el mercado nuevos dispositivos que seducen a los consumidores con sus nuevas funciones, la gente tiende a cambiar rápidamente el aparato, muchas veces sin que existan razones de peso para hacerlo. En un documento titulado “El lado tóxico de la telefonía móvil”, la organización ambientalista Greenpeace advierte que en los últimos años se desecharon sólo en la Argentina casi 10 millones de aparatos de telefonía móvil por año, lo que representa un “alarmante nivel de descarte”.

En Villa Carlos Paz los desechos electrónicos se reciben en la Bloquera Municipal, en el predio de la ex fábrica textil en su ingreso por calle Brasil, los lunes y viernes de 15 a 19 horas y los martes, miércoles y jueves de 9 a 14 horas.

 

Comentarios

comentarios

Comments are closed.