Encuentran en la Antártida un pastel de frutas de 106 años en perfecto estado

Adentro de una lata de estaño y todavía envuelto en papel, un grupo de científicos de Nueva Zelanda hizo un curioso descubrimiento en la Antártida: encontraron un pastel de frutas de hace 106 años en perfecto estado de conservación.

El hallazgo se produjo dentro de un refugio que fue construido en 1899 por un grupo de noruegos en el Cabo Adare. Y se cree que perteneció a la expedición Terra Nova del oficial inglés Robert Falcon Scott, según anunció este jueves la fundación Antarctic Heritage en Christchurch.

La expedición llegó a la Antártida de 1912 y fue fallida: sus integrantes murieron durante el viaje de vuelta. Entre sus pertenencias llevaban pasteles de frutas de la empresa británica Huntley & Palmers, ideales para las bajas temperaturas por su elevado contenido calórico.

Aunque la torta luce todavía comestible, los investigadores se abstuvieron de probarla porque eso contradice la ética científica.

“La torta debe volver al lugar del que vino, a una estantería del refugio”, explicó Lizzie Meek, directora del proyecto de investigación. Los visitantes podrán verla allí junto a los demás hallazgos.

Un equipo del Museo de Canterbury, en Christchurch, analizó y conservó cerca de 1.500 piezas de Cabo Adare en los últimos 14 meses.