La nueva “Diosa Viviente” de Nepal tiene tres años y no podrá tocar el suelo

(Nepal) – Una niña nepalí de tres años fue ungida por sacerdotes hindúes como ‘diosa viviente’, titulo que exige su reclusión en un palacio-templo en Katmandú, donde deberá permanecer hasta la pubertad, informa el periódico ‘The New Indian Express’.

Trishna Shakya había quedado entre cuatro finalistas provenientes del clan Shakya. Ahora, en su condición de ‘Kumari’ o deidad, sólo se le permitirá salir del templo 13 veces al año para celebraciones rituales. Además, la niña no podrá tocar el suelo con sus pies, ni aun dentro de su casa, por lo que será portada a todas partes.

La niña fue elegida después de cumplir una serie de criterios estrictos, como, por ejemplo, tener “un cuerpo sin manchas ni cicatrices, un pecho de león y muslos de ciervo”. Después de pasar esas pruebas iniciales, la niña demostró su valentía al no llorar durante el sacrificio ritual de un búfalo.

La Kumari, que significa “princesa” en sánscrito, es considerada la encarnación viviente de la diosa hindú Taleju. Su culto proviene del pueblo Newa, un grupo indígena del valle de Katmandú que mezcla elementos del hinduismo y el budismo.

Esta tradición ha provocado críticas de activistas de los derechos de los niños, que opinan que a las Kumaris se les priva de la infancia y que el aislamiento social y parental dificulta su educación y desarrollo. (RT.com)