“La Vida de Viaje”, más de 10 mil km por Argentina

Jimena y Andrés son dos jóvenes viajeros bonaerenses que hace tres años decidieron cambiar su vida y recorrer diferentes destinos movilizándose en sus bicicletas. Hoy con más de 10 mil kilómetros recorridos a pedal, continúan la travesía de recorrer toda la Argentina. La pareja estuvo en de paso por Carlos Paz donde disfrutó de un día de sol, compañía, historias de otros viajeros y los paisajes de la villa. 

Andrés y Jimena, más de 10 mil kilómetros de viajes y amor.

Andrés y Jimena, más de 10 mil kilómetros de viajes y amor.

(Villa Carlos Paz) – Como el inicio de muchos de los viajeros del mundo, la historia de Jimena Sánchez y Andrés Calla comenzó con una inquietud, seguida de una decisión y el recorrido por un sueño que comenzó a tomar forma en el año 2013. Jime y Andrés son novios hace varios años. Ambos trabajaban en una agencia de publicidad cuando algo en sus vidas comenzó a dejar de darles satisfacción y emoción. Buenos Aires empezó a ser un techo y quisieron explorar más allá de la urbe que los rodeaba a diario.

Decididos a darle un giro total a su vida, renunciaron a sus trabajos, se entrenaron, ahorraron y comenzaron el primer desafío: pedalear de Ushuaia a La Quiaca. Con este objetivo en mente, los cicloviajeros emprendieron en enero de 2013 un recorrido de 6600 kilómetros durante 9 meses que consagraría el principio de “La Vida de Viaje”, su vida de viaje.

Luego de su experiencia por la Ruta 40, los jóvenes viajeros continuaron haciendo viajes, nutriendo su blog de crónicas, historias, consejos y fotos para sus seguidores pudieran conocer su proyecto y formar parte, aunque sea virtualmente, de él. Jime y Andrés cruzaron al la República Oriental del Uruguay y pedalearon otras tantas provincias del este de Argentina. Hoy, a seis meses de su salida desde su Buenos Aires natal y tras el paso por Entre Ríos, Corrientes, Misiones y Santa Fe, se encuentran en terreno cordobés recorriendo sus caminos serenos y de belleza natural.

“Córdoba nos tentaba mucho, las Altas Cumbres, el camino de los Gigantes que ya hicimos y que nos voló la cabeza. Fue muy grato conocer mucha gente que sigue el viaje y también es una excusa para conocer caminos de montaña y para hacer el recorrido con las bicis. Extrañábamos un poco la soledad de esos caminos porque el litoral es otra historia así que estamos muy contentos”, relata Jimena.

La pareja pasó por Carlos Paz y cerca del mediodía de este sábado se marchó rumbo hacia las Altas Cumbres, siguiendo con su cronograma de próximos destinos las provincias de San Luis, La Pampa y la Patagonia. “Carlos Paz es una ciudad prolija, nos gustó venir en una temporada que no es tan turística porque uno la ve de otra forma. Vine de muy chica y se nota que creció mucho y es linda, es muy bueno estar acá”, asegura la joven.

“Está bueno conocer otros viajeros, cada uno con sus proyectos, sus vidas, sus horizontes y la verdad que es lindo aprovechar esos momentos. Estos años fueron un crecimiento, desde que nuestro sueño se empezó a hacer realidad, desde esa hoja en blanco de nuestra vida que pensábamos en reinventar. Y hoy tres años después tenemos más de 10300 kilómetros pedaleados en nuestra Argentina, nos falta muy pocas provincias para completar y ahí cerrar esta etapa escribiendo un libro y haciendo un documental. Después será enfocar el horizonte más lejos y como próximo gran paso sería hacer de Asia a Europa pero por lo pronto hoy lo importante es tratar de llegar a las Altas Cumbres“, agrega Andrés, su compañero.

Como dos niños con juguete nuevo, así se sienten cada vez que inician una aventura a pedal. Cada destino, cada ciudad, cada pueblo significa el logro de un objetivo sostenido en una base de esfuerzo y pasión. “Elegimos la bici por el contacto con la naturaleza, la cercanía con la gente y el sentir que uno es su propio motor. Es un tema de superar tus límites a diario. Para mi fue sorpresivo, nunca me hubiera imaginado que podría estar haciendo 10 mil kilómetros en bici por la Argentina y se puede si nos lo proponemos. Es una experiencia increíble y creo que hasta que nos den las piernas vamos a seguir viajando en bicicleta”, cuenta la viajera.

Viajar no es imposible. Muchos viajeros lo comprobaron y todos afirman que lo importante es decidirse y salir al mundo. “Nosotros tratamos de contagiar mucho las ganas de viajar pero más allá del viajar, tratamos de que cada uno haga realmente lo que quiera hacer. Los miedos siempre van a estar pero uno necesita salir y enfrentarlos y ver que esos fantasmas son solo eso, fantasmas. La experiencia en ruta es muy rica desde lo cultural, lo social y muchos aspectos. Los viajes transforman, estoy segura porque lo vivimos constantemente. Si hay que planificar un poco las cosas pero todo sale con confianza. Se puede, ese es el mensaje”, alientan.

Conoce más de La Vida de Viaje a través de sus redes sociales y su blog.

Ruta E55, Córdoba. Foto: La Vida de Viaje

Ruta E55, Córdoba. Foto: La Vida de Viaje

Comentarios

comentarios

Comments are closed.