Lo que la estadística policial no dice

Imágenes ilustrativas

(Villa Carlos Paz) – El pasado fin de semana, y tal cual lo hacen desde treinta años, el matrimonio Cravero eligió nuestra ciudad para gozar de un reparador descanso en nuestra ciudad.

Oriundos de San Francisco, en el este de la provincia, Juan Carlos y su señora, ya sin sus pequeños hijos hoy mayores de edad, decidieron amenizar su estadía y concurrir el domingo por la noche a un reconocido restaurante de la esquina de Libertad y Belgrano, en pleno centro de la ciudad.

Al terminar de cenar alrededor de las 22,30 horas, se dirigieron para abordar su auto que habían dejado estacionado sobre calle Maipú en dirección a la montaña, a menos de 30 metros de la transitada avenida Libertad, dandose con la desagradable sorpresa que su vehículo, una Chevrolet Tracker gris, dominio AA 177 YQ, ya no estaba en el lugar

Si bien el vehículo no estaba, sobre la calzada había vidrios probablemente de una ventanilla del auto, por lo que se supone que los delincuentes no usaron inhibidores de alarma, sino que rompieron los cristales y luego lo pusieron en marcha.

Curiosamente la información no fue proporcionada por la policía, a pesar de que el señor Juan Carlos Cravero radicó la denuncia correspondiente, debiendo retornar a su ciudad mediante un medio público de transporte.

La pregunta es, cuantos hechos delictivos de esta naturaleza ocurren en nuestra ciudad y no son dados a a conocer por la policía, con el sólo objeto de no engrosar las estadísticas y no hablar de una inseguridad que se percibe a diario?