Necesitaba dinero para viajar por una urgencia familiar, se lo donaron y devolvió lo que no usó


(Río Negro) –
Una historia que deja un gran ejemplo de honestidad ocurrió en Maquinchao, un pueblo de Río Negro que tiene 4 mil habitantes. Allí, un vecino de la localidad, Atilio Lepiante, quien no sabe leer ni escribir, tuvo una urgencia familiar y sus vecinos lo ayudaron para que pudiera viajar.

La gente a través de una colecta que realizaron en el pueblo juntó $13.576, Atilio usó lo que necesitaba y devolvió $10.510 que le sobraron. Él tenía que viajar hasta General Roca, donde estaba internada su mamá a la espera de una operación.

“No sabe leer ni escribir y se encontró con que su madre estaba esperando para hacerse una cirugía por fractura de cadera. Estaba en la cama postrada. Nosotros nos comprometimos y vimos que su situación era compleja, hicimos una campaña solidaria y en dos horas y juntamos 13.576 pesos”, contó Sebastián Elías, director de la FM La Voz del Sur a Cadena 3.

“Volvió el domingo muy contento, le había ido muy bien y le había sobrado plata. Le dijimos que la usara en la recuperación de su madre y nos dijo que no, que con su sueldo y la pensión de ella se iban a arreglar”, detalló Sebastián.

Gastó apenas $3.066 y devolvió el resto con el argumento de que “no era la plata de él y ya había usado lo que necesitaba” y que la dejaba por si a otro vecino le hacía más falta que a él.

Fuente: Cadena 3

Compartir