Picaduras de alacranes: una emergencia para la que el Hospital Sayago está preparado

Izq.: Bothriurus bonaerensis . Der.: Tityus trivittatus

(Villa Carlos Paz) – El nuevo encargado de Salud Preventiva del Hospital Municipal Gumersindo Sayago, Emilio Iosa, informó que el establecimiento sanitario local cuenta con todo lo necesario para el tratamiento de las picaduras de alacranes, una emergencia frecuente en la época de verano y en la región.

“El hospital municipal Gumersindo Sayago está montado con todo lo necesario para este tipo de picaduras. En 2016 se atendieron más de 50 casos de picaduras de alacrán y no hubo ninguna muerte, por lo tanto es importante que la ciudadanía sepa que está protegida en su ciudad, que el nosocomio cuenta con el suero y el equipo médico capacitado y preparado para atender una emergencia de este tipo”, aseguró.

“El escorpionismo en Argentina es una de las primeras causas de las acciones por picaduras de animales ponzoñosos. Hay dos especies principales en el país: el Bothriurus bonaerensis cuya picadura genera un edema local y no revierte peligro, desde el punto de vista vital. Y el Tityus trivittatus que es un poco menos frecuente de encontrar pero que existe y habita en lugares generalmente oscuros y húmedos, donde se alimentan de insectos y especialmente cucarachas. El veneno de este alacrán es una neurotoxina que actúa sobre el sistema nervioso central y provoca diferentes daños y respuestas dependiendo del tamaño de la persona y la distribución del veneno y la edad”, explicó el médico.

En este sentido, remarcó especial cuidado en niños menores de 12 años, en quienes se provocan la mayoría de las muertes por picaduras de alacranes venenosos. Entre algunos de los síntomas posteriores a la picadura se pueden encontrar malestar general, sudoración, dolor de cabeza, dolor local muy intenso, y en casos más severos problemas respiratorios, provocando paros cardiorespiratorios.

Cuidados y medidas de seguridad. 

  • Revisar y sacudir prendas de vestir, calzados y sacudir la ropa de cama antes de acostarse o acostar a un bebé o niño.
  • Evitar caminar descalzo.
  • Utilizar rejillas sanitarias en desagües de ambientes, sanitarios y controlar las entradas y salidas de cañerías, aberturas y hendiduras.
  • Colocar burletes o alambre tejido (mosquitero) en puertas y ventanas.
  • Revocar las paredes, reparar grietas en pisos, paredes y techos y controlar cámaras subterráneas, cañerías, sótanos, huecos de ascensor y oquedades de las paredes.
  • Realizar aseo cuidadoso y periódico de las viviendas y alrededores.
  • Efectuar control de la basura para reducir la cantidad de insectos (arañas y cucarachas) que sirven de alimento a escorpiones.
  • Evitar acumulación de materiales de construcción, escombros, leña, hojarasca porque suelen ser lugares donde se mantienen, conservan y dispersan.

Frente a eventuales picaduras, no realizar tratamientos caseros, aplicar hielo, consultar rápidamente al médico y en lo posible llevar el escorpión para ser identificado.