Selfies, sonrisas y maltrato: en lugar de rescatar a un delfín bebé en problemas, lo acosaron hasta matarlo

Una cría de delfín murió como consecuencia de la imprudencia de decenas de turistas que querían fotografiarse junto a él cuando lo vieron varado en una playa de Almería, España. En Mojácar, un grupo de adultos y niños se acercaron al pequeño cetáceo y les pareció divertido comenzar a tocarlo y tomarse selfies con él, mientras sufría.

Lo que provocó la muerte del animal no fue solo el maltrato y el estrés al que fue sometido, sino, también, a que le taparon con las manos el espiráculo, el orificio dorsal por donde respiran.

Personal de Equinac, una organización que se dedica al rescate y cuidado de la fauna marina en España, llegó quince minutos después del llamado de urgencia, y cuando el delfín ya estaba muerto. “El animal estuvo sometido a los curiosos que querían fotografiarlo y tocarlo, y eso está confirmado por el coordinador de los socorristas”, señalaron en un comunicado.

“Los cetáceos son muy susceptibles al estrés y su manipulación, el agolparse sobre ellos para hacerle fotos y tocarlos les causa un shock muy fuerte que acelera, en gran medida, un fallo cardiorrespiratorio, que fue lo que finalmente ocurrió”, indicaron desde esa organización.