Un linyera ayudó con sus últimos 20 dólares a una mujer y ella le cambió la vida

El auto de Kate McClure, de 27 años, se paró en la carretera a altas horas de madrugada. La mujer, aterrada, tuvo que bajarse con la intención de caminar sola hasta la estación de servicio más cercana.

Pero no tuvo que ir muy lejos: un vagabundo que dejaba transcurrir sus días en la zona se acercó a Kate, le pidió volver al coche y cerrar las puertas para su seguridad.

El hombre caminó hasta la estación, donde gastó sus últimos 20 dólares en el combustible para el coche de Kate, sin pedir nada a cambio.

La joven se sintió muy agradecida, y volvió a la zona más tarde para traer a su salvador algunas provisiones y ropa.

Kate inició una campaña de recaudación de fondos en un portal para poder cambiar la vida del buen samaritano, Jhonny Bobbitt Jr, que resultó ser un veterano de la Armada de EE.UU. Fijó el límite deseado en 10.000 dólares, pero logró recaudar más de 282.000 dólares.

Actualmente, Kate, junto con su novio, se ocupan de cambiar la vida de Johnny: le ayudan a buscar una casa y un trabajo.