Un niño de 8 años fue baleado mientras jugaba con sus amigos

(Córdoba) – Lo que era una tarde de juegos y diversión con amigos, terminó en un mal momento que sufrió Ignacio de 8 años cuando fue alcanzado por un balazo que ingresó por la espalda y le salió por el abdomen. Volvió por sus propios medios a su casa y sus padres lo llevaron a un dispensario local y luego fue derivado al Hospital de Niños, donde permanece internado.

De acuerdo a lo que contó la familia del chico baleado, ellos sostienen que en medio del partidito de fútbol que estaban jugando, Ignacio se peleó con otro chico y el padre de éste le disparó con un rifle o una carabina. “Un vecino le apuntó a mi nene desde una ventana con una carabina. Lo vieron todos. No sé qué se le pasó por la cabeza”, contó la madre del pequeño, Claudia.

En tanto, explicaron que al Hospital, Ignacio “entró con una herida de arma de fuego, probablemente de un rifle”. Y agregaron: “Hay orificio de entrada y de salida, y por suerte no se involucraron órganos vitales”.

“El paciente está internado en revisión. Se encuentra bien, comiendo en una habitación de piso común, aunque con tratamiento antibiótico por riesgo de infección”, explicó el vicedirector.

Claudia ya realizó la denuncia correspondiente en la Unidad Judicial 10, de barrio Empalme, y espera que la Justicia se encargue de encontrar al responsable del disparo, aún prófugo.

En lo que respecta a lo que sucedió, “se está trabajando sobre la hipótesis de una pelea entre niños que desencadenó, en el padre de uno de ellos, la idea de disparar para defenderlo”, confirmó el fiscal Pedro Caballero. Además, el funcionario judicial añadió que el proyectil no fue un balín –como se especulaba en un primer momento–, sino una bala de mayor calibre. Y que el atacante, si bien no fue detenido, ya estaría identificado.

Fuente: La Voz del Interior