Emilio Iosa pide a la justicia la clausura de balnearios y del lago por la contaminación 

La presentación judicial se realizó este miércoles y también recae sobre las autoridades municipales y provincial una denuncia penal. 

(Villa Carlos Paz)   – Este miércoles, Emilio Iosa, médico sanitarista, presentó un pedido a la justicia para que se realice la clausura preventiva de los balnearios y del Lago San Roque por contaminación. Además, realizó una denuncia penal contra autoridades municipales y provinciales por ocultar información sobre el estado del lago.

Según explicó Iosa, la denuncia penal es solicitando a la justicia «que investigue si hubo delito de incumplimiento de las funciones de funcionario público por parte de las autoridades municipales y provinciales responsables de la protección de la población». Su denuncia se argumenta en que «los niveles de contaminación fecal y de cianobacterias se encontrarían por encima de lo permitido en las Directrices del Ministerio de Salud de la Nación para el uso seguro de aguas recreativas y que numerosos funcionarios municipales y provinciales, entre los que figura el Intendente de la ciudad y el Presidente de la Agencia Córdoba Turismo, tenían conocimiento de estos datos».

En este sentido, aclaró: «Antes de recurrir a esta instancia hemos agotado el camino del diálogo para resolver la difícil situación sanitaria que atravesamos los carlospacenses y la gente de toda la cuenca San Roque. Desde el año 2017 venimos alertando de la situación sanitaria de la cuenca del lago San Roque al ex intendente Esteban Avilés, a concejales, ministros provinciales, Defensor del Pueblo de la ciudad y de la Provincia, a legisladores, diputados, al Presidente cuando vino como candidato». Y advirtió: «Nuestras intenciones son colaborar, sumar ideas, sumar pluralidad de voces pero no nos escuchen».

Respecto a la denuncia, detalló que el pedido a la fiscalía es que, «bajo el principio precautorio, clausure de forma temporaria pero inmediata el uso recreativo del embalse y de los balnearios, hasta que se determine si los niveles de coliformes fecales y de cianobacterias no ponen en riesgo a la población, con el objeto de prevenir posibles enfermedades».

«Se suma el hallazgo reciente del coronavirus Sars Cov 2 en aguas residuales que llegan a las plantas de tratamiento de la ciudad de Villa Carlos Paz y de otras ciudades de la cuenca, y se presume que dichas aguas residuales podrían estar alcanzando el embalse y los balnearios, en los ya conocidos volcamientos crudos, aunque aún no se conoce con qué consecuencias para la salud humana«, agregó. 

Por ultimo, Iosa, expresó: «Esperamos que a partir de esta denuncia comience una nueva etapa para Córdoba donde la verdad y la responsabilidad sea la que primen a la hora de pensar el turismo. Esto no es una cuestión partidaria, es una cuestión sanitaria, ambiental, económica y de derechos humanos».